Seite wählen
La sabiduría es más que el saber
Godloves.me
10. Mai 2020

Con dieciocho meses de edad, leía el New York Times; con ocho años hablaba siete idiomas; con diez años, impresionó a los profesores de la Universidad de Harvard con una conferencia original sobre matemáticas. Pero William James Sidis (1898-1944) no tuvo una vida feliz. El desarrollo emocional y social del niño prodigio se vio afectado por la constante presión de los padres para aprender. En la escuela, William fue excluido por ser considerado un «sabelotodo». Los estudiantes, mucho mayores que él, se burlaban del brillante profesor universitario. Una hemorragia cerebral terminórepentinamente con su vida. Dos escritores han narrado la tragedia de este genio en una novela.

El conocimiento es importante, pero solo en Jesucristo encontramos la verdadera sabiduría. Quien confía en él encuentra una vida de calidad, no basada solo en el rendimiento. La Biblia nos muestra el camino.

La mayor sabiduría consiste en honrar al Señor.

Salmos 111,10

Texto de la semana: 1 Corintios 1,18–31

Máscaras funerarias

Máscaras funerarias

En 2012 se celebró en París una exposición de máscaras funerarias mayas. Estas máscaras se crearon para altos...

El vuelo y la fe

El vuelo y la fe

La fe puede compararse con volar por el aire. Ambas cosas son una cuestión de confianza. Una confianza que crece con...

Él hizo el viaje

Él hizo el viaje

Un padre viajó para estar junto a la cama de su hija gravemente enferma. Sin dudarlo, tomó un avión y voló 10.000 km...

¿Quién es Jesús?

¿Quién es Jesús?

Dicen que fue uno de los hombres más grandes de la historia. Algu- nos dicen que fue un profeta; otros, que vivió de...

¡La Pascua trae paz!

¡La Pascua trae paz!

La resurrección de Jesús no comenzó con dulces conejitos de Pascua y coloridos adornos. En las entrañas de sus...

Eclosión primaveral

Eclosión primaveral

La primavera nos motiva a hacer cosas nuevas. Para mi salud y mi psique es importante moverme y tomar un poco de...

No soy un número

No soy un número

En muchos países, cada niño recibe un número de registro de la Seguridad Social al nacer y lo conserva el resto...