Seite wählen
Dios no es como pensamos
Godloves.me
28. Juni 2020

¿Cómo te imaginas a Dios? ¿Un guerrero poderoso? ¿Un verdugo? ¿Un anciano de pelo blanco? Para muchas personas, la imagen del padre amoroso es la más conocida. Pero Dios es también el que da vida a su creación, que es justa, incorruptible, amable, y también puede llenarse de una ira justa.

Antes de la venida de Jesús, Dios envió a Israel al exilio en Babilonia por los males que había cometido. En medio de esta miseria, el profeta Isaías proclamó: «Dios quiere consolarte como una madre consuela a su hijo. Dios quiere luchar por ti como una madre lucha por su hijo. Dios quiere cuidar de ti, desinteresada y valientemente como una madre. Dios tiene paciencia contigo. Él te restaurará». A menudo, los niños se refugian en los brazos de sus madres. ¿Te sorprende que Dios también tenga cualidades maternales para su pueblo perdido?

¿Estás desesperado? ¿Preocupado? ¿Te sientes culpable? Descubre el amor, la atención y la ternura de Dios en Jesucristo.

Como una madre consuela a su hijo, así os consolaré yo.

Isaías 66,13

Texto de la semana: 2 Samuel 22,1–20

¿Has experimentado el consuelo de Dios? ¿Cómo?

Un amanecer especial

Un amanecer especial

Reto es un empresario y un cristiano convencido. En su trabajo, viaja a las más diversas regiones de nuestro planeta....

La fe es una relación

La fe es una relación

Puede que ya hayas escuchado que somos salvos por la fe. ¿Qué significa esto? Creer es una cuestión de confianza en la...

El hábito hace al monje

El hábito hace al monje

Con la vestimenta adecuada, puedes expresar muchas cosas. Hay estudios fotográficos donde puedes vestirte y retratarte...

Máscaras funerarias

Máscaras funerarias

En 2012 se celebró en París una exposición de máscaras funerarias mayas. Estas máscaras se crearon para altos...

El vuelo y la fe

El vuelo y la fe

La fe puede compararse con volar por el aire. Ambas cosas son una cuestión de confianza. Una confianza que crece con...

Él hizo el viaje

Él hizo el viaje

Un padre viajó para estar junto a la cama de su hija gravemente enferma. Sin dudarlo, tomó un avión y voló 10.000 km...