Seleccionar página
La práctica hace al maestro
Godloves.me
26. junio 2022

En el estadio, los espectadores saltan de sus asientos y se vuelven locos. Aplauden con entusiasmo a sus héroes. Los periodistas se aba- lanzan sobre el ganador del partido, le arrancan múltiples comentarios y los publican en todo el mundo.

Pero detrás de este triunfo hay muchas horas de entrenamiento soli- tario y una rigurosa disciplina. Pensemos también en la fuerza mental que se pone a prueba con las derrotas, las lesiones, los rumores de los medios de comunicación, las críticas del público y el desarrollo del juego. El deportista lleva muchos reveses y dificultades a la espalda. Afortunadamente, ha tenido un entrenador que podía animarlo, mo- tivarlo y recordarle constantemente la meta que tenía que alcanzar.

Pero el que permanezca firme hasta el fin, se salvará.

Mateo 24,13

Los conflictos y malestares pueden desestabilizarte, también, en tu vida de fe. Por algo la Biblia usa la imagen del deportista para ayudarnos a mantener los ojos en la meta. Nuestro entrenador, el Espíritu Santo, nunca deja de apoyarnos y consolarnos.

¡Aguanta, la victoria está cerca!


Texto de la semana: Filipenses 3, 12-16

Una cosecha tardía

Sara, una niña de diez años, estaba entusiasmada por participar en el concurso para el girasol más alto. Había...

Libertad y justicia

La tarea de un árbitro en el campo de fútbol es cada vez más difícil. Todos los equipos están tan desesperados por...

¿Se mantiene mi fe?

Los recién nacidos que son amamantados por sus madres están mejor protegidos de las enfermedades y su relación de...