¿No es un derroche?
06. febrero. 22

¡Fue sensacional! Jesús le mandó a un muerto que saliera de la tumba y le devolvió la vida. Tiempo después, Lázaro, el resucitado, preparó con sus hermanas Marta y María una comida en honor a Jesús.

Mientras Marta servía a los invitados, María se acercó a Jesús y le puso un perfume muy caro en los pies. Quería darle las gracias no solo por la resurrección de su hermano, sino también por haberla liberado de los poderes satánicos. La intervención de Jesús la llenó de tal gratitud que estaba dispuesta a «derrocharlo» todo por él. Judas, que se permitía sacar de vez en cuando dinero del fondo común, se ofendió por el gesto de María (Juan 12, 4-8).

Pero Dios «derrochó» mucho más cuando ofreció a su Hijo como rescate por nuestras faltas y pecados. Y todos los que ponen su confianza en Jesús no perecerán, sino que recibirán la vida eterna.

Tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna.

Juan 3, 16

Este es el mensaje más maravilloso del mundo.

¿Podemos rechazar una oferta tan generosa? No hay bien material tan valioso como este regalo.

Texto de la semana Juan 12, 1-9

Maniobra de distracción

La Biblia narra la historia de un rey de Israel llamado Acab. Su corazón estaba lejos de Dios....

  • 12. julio 2020

El desatador de nudos

Es una de las alegrías que se puede permitir este anciano. Todos los días, sentado en un banco en...

  • 6. enero 2020

En busca de vivienda

Todos nos mudamos varias veces en nuestras vidas. A muchos es el trabajo profesional el que los...

  • 30. octubre 2022

¿Tiene alguna pregunta?

¿Sobre el contenido o sobre una relación personal con Dios? Póngase en contacto con nosotros. Sus datos serán tratados con absoluta confidencialidad.