Paz en medio de la tormenta
03. diciembre. 22

Tras un largo y ajetreado día, Jesús sube a la barca con sus amigos para ir a la otra orilla. Está bastante cansado y se queda dormido enseguida. De repente, se desata una furiosa tormenta. Sus amigos despiertan a Jesús desesperados porque casi no pueden controlar la barca y creen que se van a ahogar. – Esta historia siempre me hace reflexionar; normalmente experimento que Dios me da una paz que va más allá de mis circunstancias, pero ¿cuánta paz debió de tener Jesús para poder dormirse en medio de la tormenta?

Jesús confiaba plenamente en su Padre Dios y sabía en qué tormenta podía dormirse. Espero que tú tengas esta profunda confianza en Dios, para que también puedas dormir tranquilo en medio de las tormentas de tu vida.

 Y entrando en la barca, sus discípulos lo siguieron. Y de pronto se levantó en el mar una gran tormenta, tanto que la barca era cubierta por las olas; pero Él dormía. Y acercándose, lo despertaron, diciendo: ¡Señor, salva, que perecemos! Les dice: ¡Hombres de poca fe!, ¿por qué estáis temerosos? Y se levantó y reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una calma absoluta.

Matthäus 8, 23-26

Texto apropiado de la Biblia:
Juan 14:1

¿Tiene alguna pregunta?

¿Sobre el contenido o sobre una relación personal con Dios? Póngase en contacto con nosotros. Sus datos serán tratados con absoluta confidencialidad.