Seleccionar página
¿Realmente está vivo?
Juan Carlos
4. abril 2021

Un soldado clavó su lanza en el costado de Jesús. Fluyó sangre y agua, con lo que se confirmaba la muerte. Un fariseo, que creía en Jesús, recibió la autorización de Pilato para llevar el cuerpo a una tumba donde no se había sepultado todavía a nadie. Después pusieron una piedra grande delante de la tumba, su entrada fue sellada y custodiada por soldados.

Entre los seguidores de Jesús había un profundo dolor, temor y pánico. Una de ellos, María Magdalena, fue al sepulcro por la mañana temprano y vio que la piedra había sido removida. Pensó que quizás alguien había robado el cuerpo. De repente, Jesús estaba delante de ella y le habló en su tristeza. Completamente cambiada, corrió a los discípulos: “Jesús ha resucitado como dijo”. Inmediatamente, Pedro y Juan corrieron al sepulcro y todo estaba tal y como les había contado María. Sintieron una mezcla de alegría, esperanza y duda, hasta que apareció Jesús y les habló. Tomás no estaba con ellos y, como dudaba, dijo: “Solo lo creeré si puedo poner mis dedos en sus heridas”. Una vez más, Jesús apareció entre ellos e invitó a Tomás a tocarle, y él creyó.

En otra ocasión fue con sus discípulos cuando estaban pescando. Él ya había preparado el pescado en el fuego. Comió con ellos y les demostró esta verdad: “¡Aquí estoy, estoy realmente vivo!”. ¡La resurrección es la prueba definitiva de que Jesús es el Hijo de Dios prometido! Fue fiel a su misión y obediente a su Padre.

Por eso Jesús es el único camino a la vida eterna. Quien confía en él puede estar seguro de su salvación y de tener parte en el Reino de Dios. Jesús es el Rey de Vida. Primero vino al mundo como Siervo y Salvador, y al final volverá como Rey y Juez.

-¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí. Ha resucitado.

 Lucas 24:5b-6a

Escríbenos si tienes alguna pregunta.

Comprueba tú mismo estas cosas en Mateo 28:1-15 y 1 Corintios 15:1-58.

Texto bíblico para profundizar: Mateo 28:1-15 y 1 Corintios 15:1-58.

Crucifícale

Crucifícale

… y así nos desharemos de él. ¡Cálculo incorrecto! Porque después de tres días, la tumba, fuertemente custodiada, está...

¿Amar a tus enemigos?

¿Amar a tus enemigos?

El guía espiritual Jorge Boules, de El Cairo, dio un mensaje conmovedor en la noche del Domingo de Ramos de 2017,...

¿Hay esperanza?

¿Hay esperanza?

Los romanos acabaron con la esperanza de la gente en aquel hombre de 33 años llamado Jesús que curaba a los enfermos....

El Hijo de Dios

El Hijo de Dios

“Si realmente eres el hijo de Dios, ¿por qué no bajas de la cruz?”, se burlaban. El mal parecía triunfar en ese...

El Rey de los judíos

El Rey de los judíos

Los soldados fijaron en la cruz un cartel que decía “Rey de los judíos”. Pero vayamos por orden. El discípulo Judas...

Consuelo en angustia

Consuelo en angustia

Cuando no me siento bien, no tengo ganas de cantar. Jesús es diferente, no se dejó guiar por sus sentimientos. Sabía...

El siervo y su cena

El siervo y su cena

Los judíos celebraban la fiesta de la Pascua para recordar su liberación de la esclavitud en Egipto. Todavía hoy en...

Autoridad positiva

Autoridad positiva

Jesús no fue una persona cualquiera que trataba de mejorar el mundo, sino que era el Hijo de Dios con auténtica...

¿Siervo o libertador?

¿Siervo o libertador?

Animados por la triunfal entrada de Jesús en Jerusalén, muchos judíos tenían la esperanza errónea de que Jesús sería...

El Rey y el burro

El Rey y el burro

Había un gran alboroto en la ciudad. El pequeño Harim* se abrió paso a través de la muchedumbre y vio a un hombre...