Ser agradecido es vivir con salud
11. junio. 23

¿Cuántas veces he dejado de agradecer a mi cónyuge la buena comida, las camisas planchadas y tantos otros trabajos? A menudo me preocupo solo de mí mismo y de mis necesidades y doy por sentada la ayuda de los demás. Uno puede acostumbrarse a quejarse y exigir más.

Unas palabras de agradecimiento o de ánimo nos hacen sentir bien y nos motivan a seguir esforzándonos. Un comentario positivo produce pequeñas reacciones en cadena. Las quejas y las palabras ásperas lo envenenan todo.

El amor y el perdón de Jesús producen felicidad y gratitud en mí. La compasión de Dios está siempre conmigo y esto me llena de una alegría indescriptible.

Dad siempre gracias a Dios Padre por todas las cosas, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Efesios 5:20

¿Tienes una relación personal con Dios? ¿Has recibido el perdón?

Texto de la semana: Efesios 5:10-20

¿Sensato o absurdo?

Se cuenta que un guardia vigilaba un jardín en el palacio de la Reina de Inglaterra. Cuando...

  • 13. septiembre 2020

¿Tiene alguna pregunta?

¿Sobre el contenido o sobre una relación personal con Dios? Póngase en contacto con nosotros. Sus datos serán tratados con absoluta confidencialidad.